Sala 2: Los orígenes del Convento

En 1540 el párroco de Berriz, Martín de Aguirresacona, hizo testamento a favor del beaterio de Berriz para fundar un convento con el nombre de la Vera Cruz.

El convento adoptó la clausura en 1550, tras la toma del hábito de La Merced de tres mujeres, una de ellas hermana del fundador.

La vida en el convento era austera. Las monjas trabajaban dentro y fuera de la casa para su sustento. Además trataban de reunir limosnas para la redención de cautivos, objetivo de la Orden de La Merced.

Sala 2  - Los orígenes del Convento

Sala 2  - Los orígenes del Convento